Javier Arranz, nos cuenta el proceso de remotorización (cambio de motor) de un barco velero.

Se decidió cambiar el motor, no por fallo del anterior, sino para ganar más potencia, sobretodo en momentos de mala mar.
Actualmente el mercado puede ofrecer motores que con el mismo peso y las mismas dimensiones, ofrecen potencias superiores. Esto otorga mayor control en situaciones de temporal, mala mar o maniobras en el puerto.
Los motivos que han llevado al armador del barco construido en astilleros de Santander, a elegir un motor marino Solé Diesel Mini 17 http://www.solediesel.com/es-es/motor….
ha sido:
– La confianza en la calidad y estabilidad de los materiales, ya que el motor anterior del barco, también un Solé Diesel, no le falló nunca.
– El kit de adaptación a la bancada: Al no tener que tocar la bancada, la remotorización se hace en un par de días y se reducen hasta un 80% los costes de instalación del nuevo motor en el barco.
– La disonibilidad de piezas de recambio y accesorios en todo el mundo y en menos de 24 o 48 horas.
– El poder contar con un solo proveedor para todas las piezas implicadas en el cambio del motor del velero. Línea completa de gases, líquidos y propulsión: Eje, hélice, mangueras, filtros…
http://www.solediesel.com/es-es/Acces…
bajo una sola garantía y en un mismo plazo de entrega

Share →